Si tu debilidad son los dulces, estos consejos pueden ayudarte a comerlos sin culpa!

Dulces de pastelería

No te puedes resistir a los dulces: una barra de chocolate, una torta o pastel, o un caramelo, tu sabor favorito en el mundo es el del azúcar. Mmmm… Tranquil@, es algo que nos pasa a muchos, pero a veces queremos detenernos un poco, ya que ir todos los días por dulces se puede convertir en una renta. Por eso, queremos brindarte alternativas más baratas y saludables para que no te prives del placer de los dulces o postres.

Evita que tu casa sea una vitrina llena de ellos

Si vas a tener una guarnición de dulce en casa, procura que sean los menos dañinos, puedes aprender a preparar galletas de avena, o torta de zanahoria.

Lleva contigo tu porción al trabajo

Si tienes un trabajo de oficina, sabes que a media tarde siempre te provoca un dulce para continuar con la jornada. Por eso es necesario que tengas a la mano productos que satisfagan tu necesidad de dulce, como una ensalada de frutas o yogurt con cereal.

Alternativas saludables para evitar la culpa

Si lo que te preocupa cada vez que te comes un postre es tu figura, prueba sustituyendo los ingredientes normales que utilizas para tus postres por ingredientes saludables como el azúcar dietética. Por ejemplo, si preparas panqueques, utiliza siropes sin azúcar ni grasa.

Una vez a la semana vale

Para que no te sientas tan privad@ de tus preciados dulces, ten una despensa pequeña dedicada a ellos y saca uno una vez a la semana o una vez al mes. Permítete una cantidad pequeña de dulces cuando vayas al supermercado, pero esa cantidad debe durarte todo el mes! Así que ríndela para que no tengas que salir a gastar dinero adicional con cada antojo.

Sé amante de los dulces pero no te olvides de lo salado

Hay quienes están tan obsesionados al punto de comerlos de desayuno, almuerzo y cena, y hasta pueden olvidarse de consumir platos salados. Esto puede ser un problema y si tu necesidad de azúcar alcanza esos niveles, debes consultar a un médico nutricionista. Recuerda que una cosa es consumir dulces de postre y otra es sustituir las comidas importantes por un dulce.

En fin, si eres de los que aunque sea una vez al día piensas “¡Quiero un dulce!” o “¡Necesito azúcar!”, está bien, hay muchos dulces irresistibles, solo tienes que saber medirte para mantenerte saludable y para no gastar mucho dinero a diario en tu dulce adicción.

¿Cuál es el dulce o postre al que no puedes resistirte?

Deja tu comentario, o visita esta página amiga.

Si tu debilidad son los dulces, ¡cómelos sin culpa!
Tagged on:                                                             

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *